Beneficios de tener una tienda online

Nuestra manera de comprar ha cambiado mucho en los últimos años, a pesar de siempre querer tener una experiencia tangible con un producto o la propia marca, nuestras necesidades de comunicación se han visto modificados gracias al auge de la era digital, por lo que es de suma importancia no dejar de lado el ecommerce y verlo como uno de los canales más importantes para posicionar tu negocio. En nuestro blog de hoy te contaremos las ventajas de una tienda en línea.

 

 

Activo 24/7.  Gracias a este modelo de negocio tu público podrá hacer compras en cualquier momento, dado que tu web estará abierta las 24 horas del día, los 365 días del año. En muchas ocasiones las personas suelen realizar comprar por impulso, movidas por el gusto o por la facilidad en el instante que tu producto o servicio las ha cautivado.


Reducción de costos. Al no ser un servicio físico, se tiene la capacidad de ahorrar espacios y también pierdes la necesidad de mostrar todo tu stock en una vitrina, lo único que debes hacer es presentar un buen catálogo de producto y una interfaz amigable e intuitiva con el usuario. De hecho existen marcas que todo su inventario lo muestran a través de su sitio online. 


Lo anterior no solo implica la reducción de espacio, sino que también el ahorro de rentar o comprar un local, haciendo que esto se vuelva una opción a futuro, incluso una medida descartable.


Expansión demográfica. Quizá una de las mayores ventajas, surge en el hecho que al no estar ubicada en un solo punto, la venta en línea permite que tu captación de público se amplíe tanto como tú lo necesites o quieras, cada venta está ligada a un envió, por ello tus compradores pueden ser de otras regiones u otros países. No obstante lo recomendable es validar que tu servicio de entrega cuente con grandes beneficios para el usuario y para tus presupuestos, ya que esto motivará a tus posibles clientes.

 


Personalización. Una clave esencial que nos ha dejado claro el marketing actual, es la experiencia personal que busca todo usuario con la marca, un e-commerce te permite registrar datos del comportamiento de cada posible cliente, esto a través de la información de cuanto tiempo paso en tu web, qué productos captan más la atención, saber en qué punto se perdió el interés y salieron del sitio. Al analizar esta información puedes generar estrategias de remarketing que harán sentir al público en contacto con tu negocio, facilitando volver a captarlos. 


Feedback. Siempre es importante la retroalimentación, puesto que a partir de ella se puede mejorar. Con este modelo se puede conocer la opinión de cada cliente al realizar pequeñas evaluaciones y calificando la experiencia de usuario y del producto en sí. Esto tiene un valor agregado; y es que el usuario, se sentirá escuchado al igual que participe de la marca, creando con esto una fidelidad.


Seguridad en la compra. A pesar de las incontables reseñas sobre lo peligroso de comprar por internet, un sitio bien organizado con varias opciones de pago genera confianza, además hoy en día se cuenta con la certificación SSL lo que valora a una página web como segura, esto facilita la credibilidad de tu marca.

 


Estos beneficios buscan un objetivo fijo; aumentar la venta y por ende incrementar las ganancias para tu negocio. Recientemente estamos atravesando una situación en la que debemos permanecer en casa como una medida de seguridad, pero las personas son inquietas, por lo que tener una tienda online es perfecta para mantenerse a flote.

Lista de productos

No tienes artículos en la lista de deseos.