¿Cómo cuidar de tu joyería?

¿Cómo cuidar de tu joyería?

Creemos que las joyas deben usarse todos los días, pero incluso las joyas de mejor calidad requieren un cuidado especial para que se vean genial. Por eso es esencial saber cómo cuidar de tus piezas. Desde el almacenamiento adecuado hasta una limpieza suave, cuidar bien de tus joyas puede ayudarte a aprovechar al máximo tu colección. 


Debes quitarte tu joyería

No importa de qué materiales están hechas, las joyas son delicadas. Siempre deben quitarse cuando trabajes con las manos o realices actividades que involucren productos químicos o abrasivos; sobre todo es importante que te las quites si realizas cualquiera de las siguientes actividades:

  • Nadar en aguas tratadas con cloro
  • Limpiar tu casa / Usar productos de limpieza
  • Trabajar en el jardín
  • Practicar deportes

En algunos casos es también importante que te las quites por seguridad, ya que podrían atorarse y lastimarte si realizas ciertas actividades como trabajar con maquinaria o incluso haciendo ejercicio.

ponte la joyería al final

Ponte la joyería al final 

Es tentador ponerte tus piezas mientras te vistes por la mañana o te preparas para salir. Sin embargo, es mejor esperar hasta que estés completamente lista antes de ponerte tu joyería. Ya sea que uses joyería de materiales finos o de imitación, los productos químicos del maquillaje, los productos para el cabello, para la piel, e incluso el perfume pueden dañar tus piezas y hacerlas opacas. Por eso siempre es mejor pensar en las joyas como el toque final para tu look y evitar que toquen este tipo de productos. 

"No uses crema para la piel mientras usas joyería, puede destruir el acabado de tus piezas".

Aunque la exposición ocasional a la crema para manos y cuerpo no dañará la mayoría de las joyas finas, puede destruir el acabado de algunas piezas. Además, la acumulación de productos puede hacer que tus piezas se vean opacas y requieran limpieza más frecuentemente. Es mejor ponerse crema en las manos o el cuerpo antes de ponerte la joyería. 

Si vas a usar crema en las manos durante el día, recuerda quitarte tus anillos y pulseras y ponértelos cuando la crema se haya absorbido completamente.

usa tu joyería por separado

Almacena tus piezas por separado

No importa cuán cuidadosa seas al usar tus joyas, también pueden sufrir daños mientras están guardadas. A menudo, esto se debe a que las piezas se juntan o se enredan. 

Los materiales particularmente vulnerables incluyen perlas, madera, plástico, metales preciosos y algunas piedras preciosas. La mejor manera de resolver este problema es almacenar tus artículos para que no puedan tocarse entre sí. 

El oro se raya fácilmente, así que guárdalos en bolsas individuales de tela suave o en las cajas originales con las que vinieron. 

Considera algunas de estas ideas de almacenamiento de joyas:

  • Árbol de joyas para collares y aretes
  • Bolsas de tela separadas para artículos preciosos o vintage
  • Armarios de joyería para todas tus piezas
  • Estuches de joyería individuales para tus artículos más valiosos
  • Bolsas de joyería resistentes al deslustre para piezas de plata

De esta forma puedes organizar tu joyería de una forma que se vea bien y que no se toquen unas con otras. Pero recuerda que si están expuestas deben estar en un lugar seco y que no les dé el sol.

Viaja con una caja de joyas

Viaja con una caja de joyas

Si bien el almacenamiento regular es importante, al viajar es aún más esencial. Poner tus joyas en una bolsa cualquiera o en tu maleta puede causar mucho daño. Protege tus piezas utilizando estuches de joyería de viaje o rollos de joyas que las mantendrán seguras y sin enredos. 

 

Revisa tu joyería

Revisa tus piezas regularmente

A medida que usas tus joyas, es fácil que las piezas se ensucien y dañen. Antes de ponerte un par de aretes o un collar, revisalos bien; así puedes identificar aquellas piezas que necesitan limpieza o reparación.

 

Hazte las siguientes preguntas:

  • Si tiene un cierre, ¿está seguro el cierre?
  • ¿Algunas piedras se ven sueltas?
  • ¿La pieza es brillante, o está empezando a ensuciarse o verse opaca?
  • ¿Hay rasguños u otras formas de daño?
  • ¿La pieza tiene problemas de acabado?

Dependiendo del caso tendrás que tomar las medidas adecuadas, ya sea que tú hagas una limpieza o que requieran de reparación profesional.

Desde tus joyas cotidianas hasta tus piezas únicas, es importante que les des el cuidado necesario. Cremas,  jabones, el polvo y la suciedad son solo algunas de las cosas que pueden obstruir la configuración de las joyas y hacer que las piedras, cadenas y perlas se vean opacas y sin vida. 

La buena noticia es que puedes limpiar tus joyas en casa, y es más fácil de lo que piensas. 

Y si tomas los cuidados mencionados, te aseguramos que tu joyería te durará mucho tiempo y se verá increíble.

Lista de productos

No tienes artículos en la lista de deseos.