Cómo limpiar tu joyería según su material

Cómo limpiar tu joyería según su material
Mantener tu joyería limpia puede ser confuso porque incluso las prácticas más inocentes, como lavarse las manos, pueden contribuir a que la suciedad se acumule con el tiempo.

 

Generalmente las personas que se mojan mucho las manos suelen pensar que esto ayuda a mantener sus anillos limpios, pero lo que realmente sucede es que el agua los opaca.

Limpiar joyas

Continuando con lo anterior, lo mismo ocurre con las joyas que se usan en la ducha, en particular si dejas tus pendientes o collares mientras te lavas el cabello. Aunque tus piezas sean de oro sólido se pueden ver sucias u opacas, ya que al enjuagar tu cabello queda jabón sentado sobre o detrás de tus piezas de joyería. 

 

Si te los quitaras  antes de bañarte, se mantendrían limpios por más tiempo. O bien puedes hacerles una limpieza seguida para mantener su brillo en caso de ser de materiales que no son afectados por el agua.

Hay muchas maneras fáciles y económicas de limpiar tu joyería. Y seguramente ya tienes todas las cosas que necesitas en casa. Pero antes de limpiar cualquiera de tus piezas es esencial que conozcas los materiales de los que están hechos ya que hay procedimientos diferentes para cada uno. 

En CarmenSi te explicamos exactamente cómo hacer brillar todas las joyas de tu colección para que puedan lucir hermosas por más tiempo.

pendiente-caballo

Limpiar joyas de laton 

Para limpiar tus piezas de este material puedes buscar un limpiador especial o utilizar una toallita humedecida con agua para eliminar sudor, aceites corporales o cosméticos. Luego puedes secar cuidadosamente con una toalla de algodón; o bien puedes utilizar un cepillo de dientes de cerdas suaves para limpiar las áreas más sucias, siempre cuidando no rayar la joyería. 
"Para el laton puedes utilizar una toallita humedecida y secar con una toalla de algodón, así de simple.


limpiar-joyas-de-oro

Limpiar joyas de oro

Para limpiar y regresar el brillo a tu joyería de oro o diamantes necesitas poner en un recipiente un poco de agua tibia, un poco de jabón e incluso un poco de amoníaco. Con un cepillo de dientes muy suaves usa la mezcla para limpiar tus piezas. Después enjuaga y seca bien con un paño suave.

 Esta técnica (en caso de que uses amoniaco) solo se debe hacer en diamantes o metales preciosos (platino u oro de alto quilate), no hagas esto en plata ya que puedes decolorar el metal. Tampoco uses este método con tus piedras preciosas de colores.

También puedes usar un kit de pulido para un brillo extra y para eliminar cualquier mancha. (A veces, el oro de 14k puede empañarse un poco, particularmente en los aretes y el interior de los anillos, dependiendo de la química de tu piel, pero con la técnica mencionada es fácil arreglarlo).

También puedes llevar tus anillos de diamantes a un joyero de buena reputación y preguntar si pueden poner tu pieza en su limpiador ultrasónico. 

limpiar-joyas-de-plata

Limpiar joyas de plata

Si bien la plata es un metal muy popular, puede cambiar fácilmente de color o empañarse si entra en contacto con perfumes o cremas para manos. Algunas personas incluso tienen una piel rica en ácidos que puede contribuir a la decoloración. 

La única forma de evitar que tu joyería de plata se deslustre es usando un esmalte de plata, que puedes encontrar en línea o incluso en algunos mercados. Los limpiadores y esmaltadores de plata quitarán manchas y le darán brillo, pero es importante no dejar tus piezas de joyería en el limpiador por más tiempo de lo indicado, o continuará comiendose la plata, si eso sucede, necesitarás un esmalte profesional: no podrías arreglarlo tú misma. 

Es importante que sigas las instrucciones del limpiador específico que compraste, pero en general para usarlo, debes sumergir tu joyería por un tiempo determinado sobre la mezcla, o poner una pequeña cantidad sobre un paño limpio, humedecido si es necesario. Después frota el esmalte sobre tu pieza con un movimiento hacia arriba y hacia abajo, no circular, para evitar resaltar rasguños finos. Enjuaga con agua tibia y seca con un paño limpio.

limpiar-joyas-de-perla

Limpiar las perlas

A las perlas no les gusta ser almacenadas y su brillo sólo mejorará cuando se usen regularmente.

 Sin embargo, necesitan cuidados adecuados para durar mucho tiempo. Las perlas son más vulnerables a los químicos que se encuentran en cosméticos, productos para el cabello, cuerpo y perfumes; no deben colocarse ningún tipo de soluciones químicas.

La mejor regla es no poner nada en tus perlas que no pondrías en tus ojos. Por lo que tus perlas (al igual que cualquier otra joyería) deberían ser lo último que te pongas después de arreglarte y lo primero que te quitas. 

Las perlas que no se cuidan pueden volverse cremosas y no verse tan nítidas como cuando las compraste por primera vez. Ese tipo de deterioro es algo que no notarás rápidamente, pero se desarrollará a lo largo de varios años. 

Por lo tanto para limpiar tus perlas solo debes utilizar un paño suave humedecido con agua y un poco de jabón de marfil.

CARMENSI

Cómo pudiste ver, cuidar de tus joyas es una parte importante para mantener su valor y belleza. Desde la joyería fina hasta las joyas de moda, todos los artículos se ven mejor y duran más cuando sabes cómo cuidarlos. Usa tu criterio, tómate tu tiempo y mantendrás tu colección de joyería en excelentes condiciones.

Lista de productos

No tienes artículos en la lista de deseos.