Perlas

Las perlas se han considerado una de las joyas más queridas durante muchos siglos, son tan populares que hasta se han visto envueltas en historias, mitos y leyendas como, por ejemplo; en la India, las mujeres de la realeza las portaban, ya que se las consideraba la encarnación de la feminidad y la elegancia. En la actualidad la famosa diseñadora Coco Chanel introdujo estas elegantes piedras de una manera más moderna, llamando a su colección con perlas: ‘Chanel Beads´ siendo tan únicas y exclusivas que debería considerarse un honor poder usarlas, ya que le dan un significado especial y sofisticación a la imagen.

 

 

En el blog de hoy veremos los distintos tipos de perlas y su grandiosa versatilidad, ya que hoy en día, estas joyas se utilizan en un outfit casual, formal y hasta en conjuntos de noche. Son universales e insustituibles debido a la gran variedad de modelos en las que se pueden aplicar, cada uno de los cuales se adapta a un estilo específico.

Tipos de perlas

Se utilizan diferentes tipos de perlas para hacer increíbles accesorios de moda. Entre ellas se distinguen dos; las perlas naturales, que incluyen las que nacen en el río o el mar, y las artificiales, que se obtienen mediante un proceso químico.

Perla natural: Este tipo de perla es salvaje, se forma en condiciones naturales, es decir, nace en las conchas de moluscos que viven en el océano y fuentes de agua dulce. Las perlas se consideran minerales de agua bastante valiosos. Las que son extraídas de la orilla del rio o del mar, son las más valiosas, porque tienen una superficie lisa y un gran tamaño. Las perlas de agua dulce son mucho más pequeñas, lo que disminuye su costo en comparación con las marinas. Las perlas más aristocráticas son minerales extraídos de los mares del sur. Pero hoy en día, el trabajo en la extracción de este mineral prácticamente se ha detenido, ya que ahora se considera bastante raro y muy difícil de encontrar en condiciones orgánicas. 

Debido al hecho de que las perlas son de origen natural, su formación y condiciones de vida en el entorno varían de cincuenta a doscientos años.

Perla artificial: Estas han sido hechas por humanos con la ayuda de la tecnología moderna. Esto te permitirá ampliar tu elección de accesorios, ya que las perlas artificiales están hechas de una amplia variedad de materiales, color, resistencia y precio.

Dichas piedras pueden estar hechas de vidrio o plástico, y también pueden contener recubrimientos de barniz de todos los colores.

El tamaño de estás varía de mayor a menor. Los fabricantes a menudo usan nácar prensado natural como material para la construcción o el recubrimiento.

 

 

Perlas cultivadas: Dado que la demanda de perlas naturales es muy alta, y es simplemente imposible cubrir todas, los científicos han encontrado una solución a este problema. Este método de cría de perlas ha estado en uso durante los últimos siglos y consiste en lo siguiente: Bajo la supervisión de expertos, los granos de arena cultivados en perlas se introducen cuidadosamente en moluscos y así hacen que la perla crezca dentro de ellos. Gracias a las últimas tecnologías, esta técnica es prácticamente imposible de hacer para una persona normal, solo el experto más competente puede hacerlo.

Hay muchas variedades de perlas cultivadas. La primera es la perla del Mar del Sur, que se cultiva a lo largo de los océanos Pacífico e Índico. Su característica es su color cálido y su tamaño es de aproximadamente de uno a dos centímetros.

Otra variedad: perlas de la isla Kyushu o la isla Honshu. Su especialidad es un tamaño pequeño que oscila entre seis y ocho milímetros, pero como regla general, esta piedra crece en tonos de verde claro, emite un tono dorado y plateado.

Las perlas negras llamadas Tahití son las más raras y caras de todas las variedades de perlas cultivadas. El costo promedio de una perla negra grande es de unos diez mil dólares y se hacen en el Pacífico Sur.

Perlas Cortez: cultivadas en la costa de California, su tamaño promedio es de aproximadamente quince milímetros y están cubiertas por varias capas de nácar.

Color

Los colores de las perlas naturales pueden ser muy diversos; Las blancas son las más raras, las de color azul claro, rosa y verde son más comunes, pero encontrar perlas de colores brillantes y saturados, como violeta, azul, negro, es sumamente raro, por lo mismo, tienen un alto costo y casi siempre tienen un hermoso brillo metálico.

Verificar la autenticidad

Para elegir perlas de buena calidad, debes prestar atención a varios criterios:  precio, tamaño, brillo y su color. Si tienen un brillo radiante, significa que se hicieron artificialmente.

El costo debe ser bastante alto, si el vendedor mantiene este accesorio a un precio bajo, entonces debes reconsiderar en la autenticidad.

Cuidado

Desafortunadamente, las perlas no son eternas, por lo que debes cuidarlas adecuadamente para que duren en buen estado el mayor tiempo posible.

Puedes lavarlas en agua destilada y luego limpiarlas con un paño limpio. Los expertos recomiendan usarlas con la mayor frecuencia posible, ya que las perlas naturales requieren humedad para que no se sequen y, no pierdan su brillo.

Es aconsejable evitar la exposición química, no rociar perfumes, cremas y otros cosméticos. Además, la temperatura de almacenamiento no debe ser demasiado alta o demasiado baja. Se recomienda guardarlas, envolviéndolas en tela de materiales naturales.

Lista de productos

No tienes artículos en la lista de deseos.